Bardenas Reales de Navarra

Monumento  al pastor bardenero

Castilditierra (Bardena Blanca)

 

Sin lugar a dudas  Las Bardenas Reales es uno de los entornos más singulares situado al sur-este de Navarra, declarado Parque Natural en 1999 y Reserva de la Bioesfera por la UNESCO en el año 2000.También posee otras figuras de protección como Zona de Especial Conservación (ZEC) además de albergar dos Reservas Naturales la del Rincón del Bú y la Caida de las Negras. 

Las Bardenas Reales es un escenario singular  que no alberga población alguna en sus 41.818 ha. que no pertenece a ningún municipio pero si está salpicado de espectaculares barrancos, cabezos, grandes planas, terrazas creadas por la erosión que conforman un paisaje espectacular casi de película.

Este territorio tiene una larga y rica historia y  como indica su adjetivo de «Reales»  este pertenecía al patrimonio de los reyes de Navarra. Desde el año 1705  los «22 congozantes» compuesto por 2 valles pirenaicos, 19 pueblos riberos  y un monasterio que conforman la Comunidad de Bardenas  tienen el derecho a disfrutar por igual  de este territorio. Este ha sido lugar de castillos, bandidos, ermitas y leyendas. Castillos como el de Aguilar, Peñaflor o Sancho Abarca fueron puntos de vigilancia de la frontera con Aragón y de los numerosos bandoleros que camparon por las bardenas hasta el siglo XIX. Leyendas como la de de Doña Blanca de Navarra que fue encerrada en el castillo de Peñaflor y  el más famoso de los  bandidos Sancho de Rota que trajo de cabeza a la justicia durante muchos años conforman una historia que merece descubrirla.

A todo esto encontraremos aquí una flora adaptada a la aridez  del terreno, según la zona nos toparemos con bosques (encinares,pino carrasco), amplias extensiones de matorrales (romerales, coscoja, sabinares…),saladares y estepas (ontinares, sisallos, espartales)  además de zonas de humedales, balsas y cultivo.

Respecto a la fauna, hallaremos numerosas especies de invertebrados ( escorpiones, tarántulas,..) peces, anfibios, reptiles y mamíferos ( zorro, conejo,..) todos ellos adaptados al entorno pero cabe destacar a la aves principalmente las esteparias y rapaces ya que aquí se encuentran las comunidades más ricas y diversas de toda Europa como la Alondra Ricotí, la Ganga Ibérica,..

Las bardenas se dividen en tres grandes zonas:

  • La Bardena Blanca: una gran depresión de aspecto desértico y suelos blanquecinos debido a la presencia de sales y yesos. Ocupa el área central. Es una zona amplia llana rodeada de cabezoerosionados y surcados por barrancos encajados.
  • El plano: situada en el extremo norte. Constituye la zona agrícola donde se ubica el embalse de El Ferial. Es una gran terraza llana formada por materiales aluviales depositados por el río Aragón.
  • La Negra: es la zona meridional y de mayor altitud. Formada por grandes planas elevadas y cultivadas, de suelos oscuros y los mejores y más extensos bosques bardeneros.

 A continuación se describen unos ejemplos de salidas que se pueden realizar, pueden se de medio día, día completo o varios días. Siempre adaptadas a los intereses y necesidades de los participante.

EL ROBINHOOD DE LAS BARDENAS 

Siguiendo los pasos de uno de los bandidos más temidos de las Bardenas, Sanchicorrota, descubriremos rincones desconocidos de este espectacular Parque Natural semidesértico de belleza salvaje. 
Durante esta jornada tendremos la oportunidad de conocer las características geológicas, la fauna y flora que alberga este espectacular entorno así como la historia de los bandidos, castillos y pastores de este lugar.

La ruta discurre por la “Bardena Blanca“ zona de paso de la Cañada Real de los Roncaleses donde se ubican cimas conocidas como el Piskerra, la Ralla y el Rallón, y donde no muy lejos se encuentra el Castillo de Peñaflor o Doña Blanca de Navarra.
Iniciaremos la jornada en el mirador que hay junto al Centro de Acogida del parque. Desde un magnífico mirador tendremos la oportunidad de descubrir detalles de la formación de este singular paisaje y el nacimiento del Valle del Ebro.

Continuaremos la ruta acercándonos hasta la formación geológica más característica, conocida y fotografiada de las Bardenas Reales: “El Castildetierra”. Durante el recorrido, además, nos toparemos con los badland, también conocidos como «piel de elefante». Recorreremos impresionantes barrancos como: «el Barranco Grande».Para terminar la visita no podemos abandonar Bardenas sin visitar el paraje de Piskerra – Ralla y Rallón, zona de dormidera de alimoche. 

Para llegar al punto final de la travesía tomaremos la Cañada Real de los Roncaleses.

DATOS TÉCNICOS: Distancia: 10 km   Desnivel acumulado: +250m.-250m.      Duración: 4:00-4:30 horas

FECHA : DOMINGO 2 DE FEBRERO

HORA Y LUGAR DE ENCUENTRO:
Primera Opción : A las 9:15 horas de la mañana en el Centro de Información de Bardenas
Reales (Carretera del Parque Natural, km 6 ).
Segunda Opción : A las 8:30 horas de la mañana en el Parking de Eroski en Tafalla (Avda
Pamplona s/n )

PRECIO:
✔ Grupo más de 8 personas: 15€/ persona
✔ Niños (menores de 12 años): 8 euros/ niño

SERVICIOS DE GUÍA:
 INCLUYE
✔ Servicio de Guía Acompañante de Montaña, acreditación AEGM y UIMLA,
    (número socios 1061 y 1168).
✔ Servicio de Guía de Naturaleza.
✔ Seguro de Responsabilidad Civil y de accidentes.
✔ IVA (21%)
✔ Asesoramiento técnico previo a la actividad.
✔ Material técnico colectivo (botiquín, equipo de comunicación,…).

NO INCLUYE:
✔ Transporte hasta el lugar donde se realiza la actividad.

MATERIAL RECOMENDADO:
ROPA:
✔ Camiseta manga larga transpirable.
✔ Pantalón largo.
✔ Forro polar fino (2ª capa).
✔ Chaqueta impermeable
✔ Chaqueta de fibra o forro más grueso (3ª capa).

CALZADO:
✔ Bota de monte.
✔ Calzado de recambio.

EQUIPAMIENTO:
✔ Bebida: cantimplora o pipeta, al menos, un litro.
✔ Comida: Picoteo frutos secos, algún dulce, barritas de cereales, bocadillo,..
✔ Bastones recomendables.
✔ Mochila pequeña
✔ Gafas de sol.
✔ Protección solar y labial.
✔ Medicación si se requiere.
✔ Documentación
✔ Gorro, guantes.

Castillo de Santa Margarita (al fondo) construido en 1209 para el control de los bandoleros